miércoles, 4 de marzo de 2009

El dominó de la burguesía

Si queremos adaptarnos a la realidad venezolana post-SI, es imprescindible que comencemos por asimilar y comprender los términos que se manejan en la otra mitad del país.

Empecemos por definir el peor insulto que existe.

Burguesía:

En la Edad Media, clase social formada especialmente por comerciantes, artesanos libres y personas que no estaban sometidas a los señores feudales. Grupo social constituido por personas de clase media acomodada. (RAE).

Históricamente, la burguesía proviene de las clases medias o comerciantes de la edad media, cuyo estatus o poder provino del empleo, educación y riqueza, a diferencia de aquellos cuyo poder era producto de haber nacido en una familia aristócrata feudal. En tiempos modernos, es la clase que posee los medios de producción. (WIKI)


Ahora, el peor desprestigio de cualquier ciudadano:

Clase media:

Conjunto social integrado por personas cuyos ingresos les permiten una vida desahogada en un mayor o menor grado. (RAE)

Es el grupo de personas en la sociedad contemporánea que están entre la clase trabajadora y la nobleza. Esta clase socioeconómica incluye a los profesionales, trabajadores altamente entrenados, y la gerencia media y baja. También son aquellas personas que comparten un conjunto de valores culturales, comúnmente asociados con los profesionales. En otras sociedades, la clase media se refiere a las personas entre las masas laborales y la clase regente. (WIKI)


Aparentemente, y según el 54,8% de la población, yo soy un ser despreciable por mi afición al trabajo, a la educación y a la buena vida. Parece ser que como yo me madrugué durante infinitos años para tener una educación, que como no tuve tres hijos a los 19 años, que como me la paso arropándome hasta donde me llega la cobija (dícese=ahorrar), soy una burguesa de mierda.

Adicionalmente, me he dado cuenta de que hablar correctamente (producto de una buena educación y de la lectura de miles de libros) es un stigmata diabólico: soy una sifrina de mierda. La manera como me visto, tampoco me anota puntos: como no ando en "bluyines" con media panza guindando por los lados, y con una absurda camisita de tiritas con las lolas afuera, he recibido miradas despectivas y hasta insultos. "Qué se cree la sifrina ridícula esa, que está en Europa".

También resulta que el hecho de ser caraqueña de nacimiento me desprestigia: como en Caracas siempre pierde la revolución, ahora resulta que en Caracas es que se encuentra la cuna de todo lo que es malo para este país. Y esto se traduce en que cuando los caraqueños hacemos turismo, los del interior nos miran con recelo y con desprecio. Esa sensación la he percibido las pocas veces que he hecho turismo en Venezuela, y supongo que la próxima vez será más intensa. Lo había atribuido a diferencias culturales, pero ya se que ese no es el problema.

Finalmente, el hecho de haber recibido formación y de haber forjado una carrera es la gota que derrama mi vaso burgués-imperialista-neoliberal. Según leo y escucho continuamente, los profesionales de este país, aquellos que se quemaron sus pestañitas adquEriendo los conocimientos de los antiguos sabios y de Steve Jobs (el ultragurú moderno), somos objeto del más profundo recelo por parte de la otra mitad del país. ¿Quien dijo que hay que saber de leyes para legislar? ¿Quien dijo que para ser el Ministro de Economía de un país, había que saber economía? ¿O saber sumar? ¿Quien dijo que esa gente de PDVSA, a cuenta de tener unos currículum impresionantes, una experiencia bárbara, especializados en áreas super-específicas, se merecían esos sueldotes?

Los nuevos héroes nacionales son aquellos que de la nada, sin formación, sin experiencia, fueron colocados a dedo en puestos clave, puestos en los que se maneja muchísimo dinero y mucho poder, y que ahora están boyantes en sus Hummer, con un monitor para cada asiento, como un avión transcontinental.

Quítate tú para ponerme yo.

Mientras la burguesía patalea como gata patas pa'rriba para que no le quiten el coroto para siempre, sin aportar ninguna idea nueva, el chavismo se ha ido adueñando del país. Mientras nosotros cerramos los ojos y nos tapamos los oídos gritando "la la la la la trampa la la trampa la la", ellos se han ido contagiando las ilusiones de pobreza compartida (o socialismo) y ahora deliran como nunca, con los ojos llenos de lágrimas, emocionados por habernos robado otra vez la partida.

Lo más irónico del asunto es que el chavismo resiente a la oposición por burguesa, y resulta que no hay nada menos burgués que la clase media venezolana. En este medio, son pocos los que profesan amor al trabajo, y aún menos los que creen en la formación profesional como el mejor medio para ganarse la vida. Lo mal llamado clase media se compone de un montón de gente que lo que más valora es haberse ahorrado una cola pagándole a algún tipo por ahí para que lo pasara de primero. Que hasta ahora no se han molestado en informarse de qué significa la palabra socialismo, que implica ser de derecha, cual es la famosa historia de Cuba, quién fue Trujillo y qué diablos hizo al Ché tan famoso como para tener tantas franelitas como Mickey Mouse. Así sea, para que no los frieguen constantemente en las discusiones, o para no decir tantas sandeces en Noticiero Digital y en Noticias24.

El juego se trancó, y nos quedamos con la cochina y el doble cinco en la mano. No se que opinan ustedes, pero para mi, la tantera no pinta nada bien. Porque mientras ellos si saben lo que quieren, nosotros no tenemos ni idea.





5 comentarios:

Der Pratter dijo...

Habría que acotar que la elite del partido y sus acólitos constituyen la nueva burguesía venezolana.

No hay nada más burgués que Jorge Rodrígez, bon-vivant y alcalde de Caracas. Nada más burgués que los supuestos "temas" de la nomenklatura chavista: elecciones, conspiraciones, "bienestar social", "suministro"; mientras en los barrios los integrantes de una sociedad quebrada se matan a tiros.

Date una vuelta por Aporrea, por la página de yvke mundial, o la agencia bolivariana de noticias, y encontrarás preocupaciones, crónicas y artículos del más puro origen burgués, escritos por proto-sifrinos resentidos del Cafetal, del Valle, de El Marqués y Caricuao.
(… y de San Francisco, CA., donde vive el director de Aporrea, quien no se mezcla con la chusma)

Después de todo, estos redactores de las agencias de noticias del estado venezolano son fieles alumnos de los sagrados pregoneros de la revolución cubana; un experimento social creado desde la burguesía y para la burguesía, cuyos máximos exponentes son un par de guerrilleros con Rolex que nunca echaron un tiro en combate.

Así que no sufras. Ponlos en evidencia, llámalos burgueses y dales la bienvenida.

:)

Anónimo dijo...

Excelente articulo.

XOXO

Heishiro

Anónimo dijo...

Hola, te escribe un venezolano de nacimiento, naci y vivi durante 17 a~os dentro de una familia acomodada, ahora vivo en Catalunya, si por exilio del gobierno populista y fascista de Chavez...

y aqui viene lo mas sorprendente del caso, soy Socialista.

Yo fui a un colegio catolico donde me dieron una educacion fantastica, entre y aprobe todas las pruebas de acceso a la universidad, nunca me falto un plato en la mesa y si mis padres todo lo que tenen se lo han trabajado...

Entonces por que tengo que ser socialista siendo hijo de un empresario?

Sencillamente porque me he dado cuenta que en el mundo y en Venezuela no hay igualdad de oportunidades...

Tu descripcion del "tipico venezolano o venezolana" me parece bastante peyorativo y rozando lo ultraderechista (sabes como describia Hitler a los judios? pues no difiere mucho en fondo de tu descripcion del "chavista medio")

Quienes somos tu y yo para criticar la vestimenta de ellos? a ti te han llamado sifrina europeizada, pero, tu has mofado su "mal gusto"... entonces aqui hay un problema de fondo bastante grande...ellos te dicen sifrina tu les dices niches... quien tiene mas derecho a insultar en este caso?

Nos hemos quemados las pesta~as estudiando en un "San Ignacio", "Mater Salvatoris", "Hebraica", "Emil Friedman" y nos han dado una educacion fantastica...pero ellos tienen que bajar muchos escalones de su barrio controlado por asesinos y traficanes para llegar a un colegio destrozado construido por AD y/o Copei seguramente en una campa~a elecoral...entonces aqui vengo yo; de verdad crees que ellos tienen la oportunidad de surgir? es que acaso tenemos que cargar con los errores de nuestros padres, que no son mas que producto del mal sistema educativo venezolano desde hace mas de 50 a~os?

Porque yo, y seguramente tu tambien, tuvimos "cachifas" de 17 a~os en nuestras casas, mientras nosotros ibamos al colegio catolico y luego a la Simon Bolivar...esa chama que te lavaba la ropa y los platos le podra pagar un colegio en condiciones y con buena educacion a su hijo?? NO entonces su hijo sera otro "pata en el suelo" con lo cual votara al Chavez que vendra de aqui a unos a~os...

Ah! es que ellos tienen 3 hijos a los 19 a~os...sencillamente lo tienen porque vien en una condicion socio-economica que casi les obliga a ello...no tienen educacion! no han tenido nuestra educacion y eso no es culpa de ellos y tampoco de nosotros sino del sistema... de la corrupcion, del hambre...

Un pueblo pobre, con hambre, sin educacion es facil de manipular, ellos son las verdaderas victimas de todo esto...

Entonces te pido encarecidamente...deja el odio hacia los pobres, porque ya que tienes pensamientos derechistas y eres una capitalista en toda regla tu conciencia te puede jugar una mala pasada y derrepente el fascismo y el racismo social se puede apoderar (si ya no lo ha hecho) de tu mente...

Perdona la falta de acentos pero te escribo desde un teclado en ingles...

Y siento el anonimato pero no tengo Id de blogger

te dejo mi mail, si quieres responder

Un saludo!

aidal.itriago@gmail.com

Victor Silva dijo...

Amigo Aidal....si ese es tu nombre. Bueno primero lo del anonimato es facil y puedes resolverlo aqui...supongo que es cuestion de conveniencia no hacerlo...los sociallistas tienden a ser así...anonimos.
Respecto a lo que colocas creo que el que esta emitiendo juicios de valor eres tu, el sesgado de opinion es la tuya, y el que tiene el prejuicio eres tu, sin hablar de un revoltillo de huevos ideologico en la cabeza. Opinar que no te gusta vestirte de una u otra forma no te hace de derecha, es mas ser de derecha no tiene nada de malo. Te recomiendo Camino de Servidumbre de Hayek, solo para q aclares el panorama política en que estas.
Luego ... supongo que es facil opinar desde España, tu no vives aqui donde hablar correctamente el castellano, ser profesional y trabajar te ha convertido en un ciudadano de segunda clase, sin derecho a trabajar en las empresas del estado solo porque piensas que lo que sucede no debe ser.
En última instancia (dado que fuiste tu el que abre la puerta de los insultos personales, me tomo la libertad de hacerlo contigo) el que defiende las ideologias facistas, nacional socialistas y comunistas eres tú, puesto que tú fuiste el que te paraste en un pedestal y emitiste tú juicio de lo que deber ser o no insultando a la persona que hace el comentario y sin realmente agragar valor a la discusión. Eres mi amigo un colectivista.
Por lo menos sabes que eres de los creadores de servidumbre del mundo y tus compañeros cercanos son Hitler, Mao, Castro y Chavez.

Vanessa dijo...

Amigo Anónimo de Nacimiento:

En ninguna parte yo dije que ellos eran niches o que tenían mal gusto: mi descripción fue puramente descriptiva. Quien puso epítetos ofensivos fuiste tú, lo cual debería llamarte a la reflexión. Es posible que esto te haya pasado porque al no estar aquí calándote el palo de agua, se te haya olvidado las galas que suelen usar tus compatriotas cuando están haciendo las colitas de Mercal y Pdval para ver si les lanzan unas bolsitas de arroz picado y un paquetico de leche en polvo mezclada con quien sabe qué.

Por otro lado, te aclaro que la ultraderecha y el fascismo no tienen nada que ver una con la otra (primero lee e infórmate y luego juzga), y que todo lo que me estás diciendo viene del manualcito del socialismo "Socialismo 101", que no es más que el compendio más balurdo de las frases cursis y manipuladoras de todos los vagos y maleantes de la historia.

Gustosamente volveré a conversar contigo cuando leas (y analices, esto es muy importante), algo de historia universal, economía micro y macro, finanzas internacionales, alguno que otro tratado liberal (el que te recomienda Victor es suficiente), alguno que otro tratado socialista (con que te termines el macabro Manifiesto me conformo), un poco de historia de Venezuela, (antes y después del Armageddon), y un poco de historia latinoamericana y Europea.
Entonces, tal vez, y solo tal vez, podría considerar sentarme contigo y debatir acerca de mi posición política.