viernes, 4 de mayo de 2012

Me iría demasiado (Odio Viral, Parte II)

Esta mañana me empezaron a llegar a mi FB una serie de comentarios acerca de un video llamado "Caracas Ciudad de Despedidas". Según entiendo, más no lo he podido comprobar, se trata de un video realizado por unos estudiantes para una entrega de comunicación social o periodismo o alguna carrera similar.

Después de leer un montón de comentarios insultando a los muchachos, y llamándolos de las peores formas posibles, sucumbí a mi malsana curiosidad y terminé viéndolo.  El video dura 17 minutos y es francamente insoportable.

Son unos chamos hablando de como cada vez más sus amigos y familiares se van del país. Algunos están a favor, otros no tanto, unos se van, otros no. Hay algunas personas a las que la cámara los ama, y en el caso de estos chicos, a casi ninguno los favorece. No es que sean antipáticos, porque la verdad no creo que lo sean, pero creo que la forma como se editó los presenta, diciéndolo suavemente, como unos odiosos. Los caraqueños del este mandibuleamos todos, pero cuando uno lo ve desde afuera, choca más que cuando estás adentro.

Sin embargo, y como suele suceder con las iniciativas principiantes, tanto el video como sus participantes han sido inmolados en el fuego del cyber-hate. Los llaman sifrinitos, cotufas, mentepollos, les dicen que son unas mierdas, que no representan el sentir venezolano, que no son para nada reflejo del pensamiento nacional, que son unos pendejos, y algunos llegan más allá, diciéndoles que se vayan del país y que no vuelvan jamás. Ya tienen su propio trend en Twitter, ya están en el meme generator, e incluso salieron reseñados en La Patilla en un artículo obviamente diseñado para incitar más comentarios odiosos. La gente está subiendo el video en Youtube para poder burlarse de ellos, y para poder ensañarse más y más.

Sin embargo, yo difiero con la mayoría de las opiniones que he leído hasta ahora. Yo pienso que ellos tienen derecho a opinar lo que les dé la gana, así sea mandibuleado y mal redactado. ¿O es que acaso ya en Venezuela estamos tan acostumbrados a la mordaza en la boca que nos escandaliza una opinión distinta a la propia? Se ha formado una especie de dictadura opositora donde, al igual que los chavistas, todos repiten al unísono lo que les mandan a decir los "líderes opositores". Al que se salga un poquito de la línea, los demás le caen a peinillazos. En nuestro caso, ni siquiera hace falta una autoridad macabra que nos venga a pegar: nosotros mismos nos damos. La oposición está claramente en contra de la inmigración: la orden es de que nadie se vaya, todos se tienen que marchitar hasta que ellos logren afinar la fórmula mágica que va a acabar con los problemas. De hecho, recuerdo claramente una propaganda de Globovisión donde las principales personalidades del canal cantaban una canción en la que llamaban traidores y apátridas a los que decidían "abandonar el barco, como las ratas en un naufragio". Cuando terminó esa propaganda, borré a Globovisión de mi lista de canales y no lo volví a agregar jamás. Irónicamente, sé que los hermanos, padres e hijos de muchos de los cantantes escogidos para el evento ya se fueron del país.

Yo entiendo que el tema de la emigración se ha vuelto un concepto muy delicado para todos los venezolanos. Creo que en este momento, casi todos tenemos al menos un amigo, o familiar o conocido, que se fue. Y en algunos casos, muchos. También estoy clarísima que emigrar no es para todo el mundo. Para mí ha sido difícil, y yo era una convencida del tema. Me imagino que si uno se va teniendo leves dudas, será el doble de duro, y si tienes fuertes dudas, pues será infinitamente duro. También creo que cuando la gente tiene esas reacciones tan fuertes y tan severas, es porque de alguna manera le están metiendo el dedo en la llaga. Algunos porque no logran reunir el valor para tomar la decisión, otros porque están amarrados por terceras personas, otros porque les da ladilla... quien sabe. O tal vez es porque simplemente son de izquierda y no creen en la libertad del individuo de hacer lo que les parezca mejor con su limitado spam de vida. Cada quien hace de su culo un florero y busca quien se lo adorne, como pinta El Bosco. Y si estos chamos decidieron que en su tarea de la universidad iban a hablar de un tema que los atormenta, ellos también son venezolanos, y también forman parte del país, y también tienen derecho de decir lo que les venga en gana. Aparentemente, ya la Misión Jabón logró convencer a todo el mundo de que en Venezuela solo importa ese pueblo que está muerto de hambre y que no puede satisfacer las necesidades elementales, así que ahora la misma mal llamada oposición se encarga de auto-marginarse y termina haciendo lo mismo. Los sifrinos criticando a los sifrinos por serlo, qué irónico. La dictadura opositora es tan severa que ya nadie puede hablar en voz alta de los problemas del país sin recibir una lluvia de insultos por parte de sus "compatriotas". Hay que callarse, entonces, para poder pertenecer. De Venezuela solo se pueden decir cosas bonitas y cursis, como que hay arepas ricas, playitas incomparables y niñas bonitas. Hay que ponerse una venda en los ojos y Vic Vaporub en la nariz para no percibir el desastre escatológico que se desmorona a nuestro alrededor.

Entonces, para encajar en esta nueva clase media, todos tenemos quedarnos tranquilitos en casa, esperar las órdenes del magno líder supremo (el nuestro, no el de ellos), y estar atentos a cualquier movimiento en falso de alguien en nuestras redes sociales para atacarlo sin piedad.

Los chilliditos de cochino en Facebook o en Twitter ni te hacen más útil, ni te hacen más patriótico, ni te hacen más venezolano. Y como dice mi esposo, es tan hipócrita el que se queda y habla bien del país, como el que se va y hace lo mismo. 

Al menos estos chicos hicieron algo, y eso es más de lo que puedo decir de la mayoría de sus detractores. Fue su primer intento y seguramente están sorprendidos con el resultado, pero probablemente ellos, a diferencia del resto, aprendieron algo de la experiencia y para la próxima, lo harán mejor.


16 comentarios:

Luis Javier dijo...

Muy bien dicho "es una lección que jamas lo olvidaran" como tu reseñas... Aunque es lamentable que siendo su primera vez ya tengan su propia turba enardecida esperando a encontrarlos a las afuera de la universidad. Éxitos para este grupo que de seguro "trataron" de mostrar una realidad que inquieta en cierto sentido a muchos, que es la fuga de cerebros. El concepto realmente es muy bueno, pero el desarrollo y el abordaje es poco, fue muy superficial. Este "documental" con todo y sus defectos a mi opinión es tan solo una demostración del poder de los medios digitales.

Juan Miguel dijo...

Entonces tas de acuerdo conmigo :P Es en gran parte mi opinión.

xυs.B       dijo...

Solo una cosa: "Somos la generacion optimista.. me iria demasiado!" ah ok, que bien panitas.

Anónimo dijo...

XDDD lo siento pero estoy sin hacer nada y la verdad no me resistí a comentarte la entrada.
Vi muchas alucines al “me iria demasiado” fueron tantas que me entro curiosidad… en fin… al parecer estas un poco desubicada o conoces a los chamos del video, en primera, al menos toda la gente que tengo agrada al FB no los cirtica por hablar mal de Venezuela, si no, por la forma en que lo hicieron… ummm ilustro con un ejemplo… si llega un vagabundo hablándote de física cuántica, lo vas a ver y diras “mira el probre ya esta loco” pero si llega alguien tipo Tony Stark, hasta te interesaría el tema, asi que, las burlas no están en lo que dijeron, si no, en como lo dijeron, con ese léxico tan bajo, y aparentemente sin haber redactado antes lo que iban a decir.
Además difiero rotundamente contigo en la parte en la que llamas “hipócritas” a las personas que no hablan bien del país, aquí te pongo otro ejemplo, cuando te enamoras de alguien, lo haces asumiendo sus virtudes y defectos, cierto? Pues Venezuela es igual y si no la queremos nosotros que vivimos aquí e intentamos que sea un mejor país, quien lo va a hacer? El presidente? Lo ministros? El cambio viene desde dentro de nosotros mismo, no desde afuera.

Anónimo dijo...

tienen derecho a dar su opinion pero eso no cambia el hecho de que la cagaron no se hagan los locos.

asi que solo tengo que decir que: este blog esta parcializado por lo que me iria demasiaado. xDDDDDDDDDDDDDD JAJAJAJA OWNED IN THE FACE BITCH!

Anónimo dijo...

Si bien no estoy de acuerdo con el contenido del documental, creo que quienes lo realizaron lograron su objetivo, pusieron sobre la mesa (de forma muy peculiar (por no decir otra cosa) un tema de interés que quiza de haber sido propuesto de manera "correcta", no habría tenido el mismo alcance en los medios. En ese sentido, me imagino que al menos aprobaron la materia. O sea...pueh.

Alan González Taboada dijo...

Una vez, cuando practicaba artes marciales, mi Sensei me contó una historia acerca de un monje que decidió dar el mal ejemplo al mundo, haciendo cosas terribles a las personas a su alrededor, con el objetivo de que la gente lo viera e hiciera lo contrario; acabó sucumbiendo ante un samurai que quería proteger su feudo.
Al parecer los chicos que hicieron este mal llamado "documental" consiguieron exactamente lo mismo, aunque dudo profundamente que ese hubiera sido su objetivo. Que sean estudiantes no los excusa: cuando eres estudiante de comunicación sabes que tarde o temprano saldrás a la luz pública y que tienes que cuidar tus palabras; hay tremendos documentales hechos por estudiantes de todas las universidades, con nada en común con esta cosa.
No critico a las personas que se van del país para formar una familia, porque no pueden sostener sus estudios, o simplemente porque desean algo diferente en su vida; critico aquellos que no trabajan por lo que desean, aquellos que señalan los errores y no hacen nada para solucionarlos, y aquellos que cómodamente, desde el extranjero, se dedican a hablar pestes de Venezuela sólo porque "ahora están mejor", y lo digo entre comillas porque, como estoy seguro que sabrás, no es para nada fácil vivir en el extranjero sin ayuda de los padres.
No me parece que haya sido una demostración de que están haciendo algo, al contrario, me parece bochornoso y muy triste ver gente que opine así. Sin embargo, es un tema complicado por todo lo que toca para cada uno de nosotros; como todo buen tema dificil de tratar, hay que cuidar bien las palabras antes de hablar.

Vanessa dijo...

Hago un llamado a todos los estudiantes de Comunicación Social que evalúan el videito como si fuera un documental de History Channel a postear sus respectivos trabajos de la universidad.

A ver si les va mejor.

Juan Miguel dijo...

Vane, están posteados en Youtube ya desde hace años. Me los evaluaron profesores y todo. Pero bueno, cuando uno es licenciado tiene un poquito más de caché que cuando es estudiante. Lo dice el título. Te da como permiso de hablar y criticar. Es como cuando un médico que tiene un título tiene más autoridad para decirte que tienes que tu mamá.

El primer anónimo. Amigo mío, o desconocido mío. El alcance de tus habilidades comunicativas es similar a los pobrecillos de la Monteávila. Sobre todo porque tu modelo de científico es Tony Stark. Esa estuvo buena. Te añado algo. En un documental no hay guión, no se escribe lo que vas a decir antes de decirlo. Igual no te sabías eso. Bueno, en un documental real y bien hecho, claro está. Luego me perdí en lo que querías decir y tu punto argumentativo, igual por las pobres habilidades de comunicación antes expresadas. Saludos.

Creo que el segundo anónimo es Enzo. XD

Vanessa dijo...

Sorry Juan, me faltó poner "que están siendo tan severos", no iba contigo :P

No creo q sea Enzo, él redacta mejor.

hotvenejew dijo...

bah... tu solo justificas esa mierda por que eres otra pavi-hipster y no quieres que te pongan la misma etiqueta que a ellos

Anónimo dijo...

Aquí anónimo 1 XDDDDD ya me pusieron nombre y todo pues!! En fin XDDD sip mi modelo científico es Tony Stark, a la final si hablo de él todo el mundo sabe a que me refiero, segundo, pues no, ni sabía que el video era un documental, ni sabía que los documentales no llevaban un guion (aunque tratándose de ellos, sigo en pie de que debieron usar uno) y tercero, si, tal vez mis habilidades de comunicación no las mejores y mi redacción es pésima , y compararme con esos viejos, aún sigue siendo insulto para ellos, pues yo tengo 12 XDDDDDDDD… entonces ellos son unos tontos que hablan como alguien de 12 años?? XDDDDDD muero de risa.

PD: disculpen de nuevo la mala redacción ^^ tampoco se lo pude dar a mi mamá para que lo corrigiera.

Anónimo dijo...

Amiga, por supuesto que ellos tienen derecho a expresar su opinión. Pero también es cierto que el que opina es responsable de lo que dice, ¿o no?

Bianca Di dijo...

amix yo tambien me corto las venas cuando veo niños sin smartphones.

Anónimo dijo...

Ay Caramba... entonces los chamos sacan al tapete que ha una fuga de "cerebritos" ji ji ji como ello.... Que va, si es así mejor NE VOY DEMASIADO DE ESTE BLOG......

Anónimo dijo...

Caramba, me hago eco: el problema, me parece tambien, no son los muchachos ni lo que dicen. Es esta dictura insoportable establecida en los bando en pugna. Si estas a favor del gobierno, no puedes opina diferente a la linea. Si estas a favor de la oposición tampoco. Y ambas partes, en forma harto autoritaria acusa a la otra de autoritaria. E incluso, cada uno, en momentos particular desde su fascismo acusa vehementemente el fascismo del otro. Eso es lo preocupante